Historia

Origen

Shiatsu: definición y orígenes

Definir Shiatsu, es hablar de una modalidad de terapia que utiliza la presión de los dedos y las palmas de las manos para reequilibrar los sistemas energéticos del organismo. Fue desarrollado en Japón pero sus raíces están íntimamente relacionadas con la teoría de la Medicina Tradicional China.
 
La definición que hace el Ministerio de Sanidad Japonéses la siguiente: “Tratamiento que, aplicando presiones con los dedos pulgares y las palmas de las manos sobre determinados puntos del cuerpo, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar diversas enfermedades y activa la capacidad de autocuración del organismo. No tiene efectos secundarios”.
 
La palabra literalmente significa presión con el dedo. Shi=dedo, Atsu=presión.
 
 

Origen histórico

Las raíces del Shiatsu están en la medicina china en su aparición por el 310 a.c. donde se realizaba un masaje conocido con el nombre de An Mo (presión y untar). Éste llega a Japón en el 500 d.c., donde se mezcla con el masaje propio de Japón y pasa a denominarse AnMa. Inicialmente era una práctica realizada por ciegos y geishas con el objetivo prioritario de placer y relajación.
 
El AnMa está compuesto por una gran variedad de manipulaciones: rotaciones, fricciones, pellizcos, golpeteos, estiramientos,…
 
En China, el An Mo evoluciono en el actual Tui-na chino, muy parecido al quiromasaje occidental.
 
En Japón, el AnMa derivó hacia el actual Shiatsu, especializándose principalmente en la técnica de presión. Dando lugar en su evolución a dos estilos muy representativos y diferentes: El estilo Namikosi y el estilo Masunaga.